Casta parasitaria • Castaparasitaria: 05-mar-2009

RAJOY COMPROMETE SU PRIMERA ENTREVISTA COMO PRESIDENTE
CON LA PERIODISTA MAGDALENA DEL AMO:
“ Cuando sea Presidente de Gobierno tendrá usted la primera entrevista como Presidente del Gobierno. ”
(16 de junio de 2005. Véase minuto 16:20 y ss. de la entrevista).

Páginas del Blog

5 de marzo de 2009

El primer debate de la TVGA “en funciones”

-

-Por Roberto Malestar

Todos lo sabemos, ¿verdad?: que los lunes siguen a los domingos y que las semanas comienzan con los lunes. Pues, según parece, para los gallegos no siempre sucede así, y ello, quizá, porque cuando los tópicos, generalmente válidos en otros territorios de la nación, suben las escaleras previstas por los politólogos y demás arúspices de nuesta época, en Galicia , inequívocamente descienden; y por supuesto, viceversa. Es que, plagada de corredoiras, el alma gallega desfila siempre al revés. Un alma imprevisible sobre la que ni el mismísimo Spengler daría una en el clavo.

A muchos gallegos, el lunes les llegó el martes; es decir: para ellos, el pasado lunes, rigurosamente hablando, nunca llegó. Por ello, y nótese bien lo que digo, estuve a punto de titular estas líneas: «El lunes que políticamente jamás existió.»

Confirmados los resultados del “1-M” —el domingo que, en lo político, nunca llegó a ser lunes—, a la TVGA (televisión de Galicia; conocida, también, por TVGaita) sólo le faltó despedirse con un discurso melancólico del cesado badulaque Antón Losada (el de la SER, «59 segundos», «El programa de Ana Rosa», la TVGA y otros suculentos “foros de debate intelectual”; el descendiente de los suevos que, con los… suyos propios, para desorientar al personal, en el cuadro de retribuciones de la Vicepresidencia del BNG, hizo constar su nombre en ESPANHOL, como Antonio Losada Trabada, cuando aún no hace tanto, siendo la mano “derecha” de Anxo Quintana, se embaulaba diez millones de pesetas anuales por sus servicios a la “GALIZA” del BNG; además, claro, de las colectas practicadas por el exseminarista en los citados y pingües foros, sin olvidar su puesto de profesor titular en la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad de Santiago, al que, sin duda, tanto tiempo de investigación y estudio le dedica en «El programa de Ana Rosa»).

Despedirse, digo, con un discurso, seguido de carta de ajuste y cierre de emisión, de aquellos del régimen en el que Juan Luis Cebrián mamó sus máximas destrezas.
Seguir leyendo...