Casta parasitaria • Castaparasitaria: 23-mar-2009

RAJOY COMPROMETE SU PRIMERA ENTREVISTA COMO PRESIDENTE
CON LA PERIODISTA MAGDALENA DEL AMO:
“ Cuando sea Presidente de Gobierno tendrá usted la primera entrevista como Presidente del Gobierno. ”
(16 de junio de 2005. Véase minuto 16:20 y ss. de la entrevista).

Páginas del Blog

23 de marzo de 2009

Don Emilio está triste... ¿Qué tendrá don Emilio?

-

-Por Roberto Malestar

¡Miradlo!: abatido por la melancolía, y melancólico por tan vano esfuerzo ante un horizonte ausente de Poder. Como reseca estantigua, remolcado por su propia sombra y, sin posible lifting existencial, profundamente triste deambula don Emilio: Pérez Touriño. Maldito mes, obcecadamente encontrado con sus heterodoxas nupcias políticas.

Dinos, Rubén, grandioso del Ocaso y el Destino, ¿qué padece él, don Emilio? Con sonatina DE ÚLTIMA HORA, pitonisamente, escupe el vate en teletipo:
Don Emilio está triste… ¿Qué tendrá don Emilio?
Su “Galiza” se esfuma en un mal de delirio,
que le aja la risa , que le abrevia el color.
Don Emilio está ausente por sus sillas de oro,
está mudo aquel iPod de su Audi sonoro,
y en su ocaso, Pepiño, le retira el amor. 
Ya no quiere la Xunta, ni el requiebro del BLOQUE,
ni el abrazo encantado, ni el bufón del estoque,
ni encomios unánimes en bancada de azur.
Y a los siete nenúfares de la Villa PSOE,
de futuros inciertos, el dolor les corroe,
mientras Don se broncea en las playas del Sur. 
¿Piensa, acaso, en sus mixturas de heteróclita cocina,
o en la desdicha política de su jornada argentina,
que de sus ojos borraron la delicia y la luz?
¿O en la honradez de cien años de capullos flagrantes,
o en aquel suplicante de votos tan solo días antes:
el Gran ZP Mesetario, amo y señor de su testuz? 
—«Calla, calla, Touriño», dice el Anxo madrina
Quintana, «que, a por los boinas, hacia acá se encamina
quien desprecia los yates y aún repudia el “Azor”:
el porvenir caballero que te “beirea” sin verte,
¡Xosé Manuel Beiras!, vencedor de Malasuerte,
que resucitará tu ánimo con su inmarcesible fervor.»
Pronto se cansarían sus coterráneos, conservadores desde el Séptimo Día, de tanta promiscuidad, de tanto indecente amorío con el ATS Quintana (“o pinchacús”), el príncipe de los “xoubas”: juramentados prolusos cuya máxima aportación de modernidad a Galicia viene consisitiendo en un empeño valetudinario por rebautizarla como “Galiza”, contra todo uso y costumbre de los propios dueños de su tierra, lo mismo que, anticientíficamente, contra el acervo documental de los vestigia filológicos. (“Gallaecia” y “Gallicia” son, en efecto, las formas latinas documentadas, siendo en cambio “Galiza” «una forma del gallego antiguo que conserva el portugués moderno», tal como ha consignado, con meridiana claridad, el filólogo Benigno Fernández Salgado.)
Seguir leyendo...