Casta parasitaria • Castaparasitaria: 12-abr-2011

RAJOY COMPROMETE SU PRIMERA ENTREVISTA COMO PRESIDENTE
CON LA PERIODISTA MAGDALENA DEL AMO:
“ Cuando sea Presidente de Gobierno tendrá usted la primera entrevista como Presidente del Gobierno. ”
(16 de junio de 2005. Véase minuto 16:20 y ss. de la entrevista).

Páginas del Blog

12 de abril de 2011

Sobre los dos PSOEs y la «Carta ética de la Internacional Socialista» (I)

-

-Por Roberto Malestar

DOS SOCIALISMOS HETERÓCLITOS ENTRE SÍ

Probablemente, no pocos españoles ignoran los principios de la denominada Carta Ética de la Internacional Socialista, la cual, con algunas acotaciones y advertencias intercaladas, publicaré en compañía de este nuevo ensayo ad maioren gloriam del socialismo español. También, lo que lo que me parece decisivo para entender la presente hora exequial en la que éste se encuentra, que tales principios fueron adoptados «solemnemente» por el Partido "Socialista" "Obrero" "Español" (PSOE): con mucho, social, política y económicamente el partido más entrecomillado de la historia de España.

Mas para entender el empleo que aquí se hace de las comillas, conviene antes distinguir entre el histórico nombre, PSOE (Partido Socialista Obrero Español), y la generalizada perversión que va en usurparlo a beneficio de ese progreso-de-uno-mismo en que para muchos consiste, como salvoconducto de sus inconfesables codicias, el vocablo "progresismo": máximo señuelo del socialismo neocon, liberado entre la fétida marisma de los patos cojos y la ciénaga de los faisanes felones. El mismo señuelo que también corretea por los latifundios donde brincan las liebres eléctricas, y donde señoritos progresistas —herederos de la escopeta nacional— practican tiro al blanco sobre la gran metáfora cornuda del pueblo español: el muflón común, darwinianamente evolucionado en eurocornudo, también conocido por muflón europeo. Si se quiere, «el cabrón expiatorio», pues que a nadie mejor que al pueblo español cuadra la nomenclatura descriptiva empleada por el psiquiatra —y socialista— Luis Martín-Santos en su heterodoxa novela Tiempo de silencio: «Le grand bouc, el gran macho, el gran buco, el buco émissaire, el capro hispánico bien desarrollado. El cabrón expiatorio.» La misma víctima cornúpeta, para la que, por encima de ponérsele los cuernos sistemática e indecentemente, el dedazo progresista del sin-vergüenza que preside el Congreso "deloj" Diputados pretende una nueva perforación del intestino, aplicándole su irracional e intolerable ofensa de que «los parados son en gran medida nuestros cómplices». ¡Las cosas que hay que aguantar! (El inolvidable momento en el que al Sr. Bono le dió por convertir una entrevista realizada en un país con cinco millones de parados en su personal e impío club de la comedia puede escucharse aquí.)
Seguir leyendo...