Casta parasitaria • Castaparasitaria: 01-jun-2009

RAJOY COMPROMETE SU PRIMERA ENTREVISTA COMO PRESIDENTE
CON LA PERIODISTA MAGDALENA DEL AMO:
“ Cuando sea Presidente de Gobierno tendrá usted la primera entrevista como Presidente del Gobierno. ”
(16 de junio de 2005. Véase minuto 16:20 y ss. de la entrevista).

Páginas del Blog

1 de junio de 2009

Para el repertorio patrio de las estolideces

-

-Por Roberto Malestar

Desde la noche de los tiempos, pensamiento y doctrina procaz, duda sistemática y charlatanería, filosofía y sofística están condenadas por el buen Dios a mirarse de reojo con recíproco recelo.

A diferencia del nirvana doctrinario de los Ministerios, cuyos tantas veces antivitales preceptos “em-blemáticamente” propalan sus más conspicuas y endogámicas chinches, la filosofía vive de la duda —pro-blemáticamente, pues— en irrenunciable y permanente crisis intelectual.

Por ello, en su crisol de paradojas, conviene purificar las oquedades lingüísticas de las castas parasitarias del Estado: esas expresiones, por lo general, tan vacías, al mismo tiempo que tan pletóricas de sinsentido para la sociedad que las padece.

Propiamente hablando, tales expresiones (emblemáticas) constituyen emblemas, que, envueltos en retórica de mercachifles, ejercen de anestésicos frente a la tragedia social in crescendo.

Revelan además, esas expresiones, inequívocos y siniestros significados, cuando, a la postre, se las ve y perescruta como lo que verdadera y efectivamente son: flatus vocis, huera palabrería tan de picaresca como señorita doctrina; dorsales exhalaciones de parásitos bajo la epidermis de un Estado desbocado en ancas de la corrupción.

(Ha de tenerse presente el sentido originario del vocablo “emblema” en la Grecia clásica, que procediendo de em-ballo, generalmente, significa una figura simbólica “incrustada-en”, por ejemplo, un vaso; lo que introtraído al orbe político español denuncia la perversión de impedir ver con claridad —muy especialmente a quienes no viven de su pantomima— uno de los ingredientes dramáticos de la gota que colma el vaso: la trágica dimensión de su posible y peligroso desbordamiento. El otro ingrediente, el cómico, grotescamente entre la ceja que no ceja y el "Club de la Comedia", se resolverá a la postre, luego de tantos chistes y risas, como un esperpento fatal. Tales emblemas son, en fin, parches incrustados sobre la transparencia del cristal de la vida pública, y cumplen la clásica función de velo tras el que se oculta la verdad.)

Unas y otras, expresiones menesterosas de paradoxal pulimento; picarescos emblemas de Lázaros de Tormes y Estebanillos González, mas también hoy, por cuota igualitaria, de ciertas pícaras Justinas. Helas ahí, archisobadas, algunas de ellas, extraídas del repertorio patrio de las estolideces:
Seguir leyendo...