Casta parasitaria • Castaparasitaria: 21-may-2011

RAJOY COMPROMETE SU PRIMERA ENTREVISTA COMO PRESIDENTE
CON LA PERIODISTA MAGDALENA DEL AMO:
“ Cuando sea Presidente de Gobierno tendrá usted la primera entrevista como Presidente del Gobierno. ”
(16 de junio de 2005. Véase minuto 16:20 y ss. de la entrevista).

Páginas del Blog

21 de mayo de 2011

Sobre los dos PSOEs y la «Carta ética de la Internacional Socialista» (V)

-

-Por Roberto Malestar

(Cfr. «Sobre los dos PSOEs y la «Carta ética de la Internacional Socialista» (IV)»)

TEORÍA DEL «YO NO SOY TONTO»
A los hechos incontrovertibles ni se les puede ocultar ni se les debe soslayar. Un hecho fuera de toda controversia es que estamos asistiendo a las exequias ideológicas del Partido Socialista Obrero Español, inconsciente y como eternamente dormido en el regazo de ese letal Morfeo que, de no despertar a tiempo, terminará acunándolo para siempre: el neoconsocialismo del PSOE de las JONS. En lo que queda de aquél, jerárquicamente parasitado, desde el último aplaudidor hasta el Jefe indiscutible, el jonsismo de los nuevos ricos ha ido atomizándolo, partiendo el partido; convirtiéndolo, paulatina y letalmente, en un inocultable y vergonzoso haz de juntas de ofensiva neocon, cuyo emblema más definitorio podría ser el cronwelliano «nulla vestigia retrorsum» revolcado entre los tufos del más grosero "progresismo" mercantilista; y cuyo sentido: «ni un solo paso atrás que merme nuestros vínculos con la benéfica oligarquía societaria que nos permite progresar so capa de la pingüe "macroeconomía".» No es su único sentido, ciertamente, pero la insaciable e insolidaria codicia que lo preside lo sobrepone a todos los demás.

Entre tanto, todavía silente, peligrosamente taciturno, otro progreso de paradójica suerte avanza también: el progreso de los retrocesos, por cuyo sumidero se desangran los derechos sociales. Entre ellos, el primero, el derecho de toda persona a poder servir a su comunidad con un trabajo dignamente remunerado. El derecho, con el recíproco deber, que le confiere su social dignidad. Se trata de un derecho preeminentemente natural de la persona, por lo tanto, anterior a la positiva sanción de cualesquiera constituciones —que en modo alguno lo legitiman—; un derecho por el que los cientos de miles de víctimas del "progresismo", que apenas pueden vivir sin mirar de reojo los contenedores de basura, deben tener idénticas prerrogativas de dignidad económica que los Peces-Barba del derecho positivo y el huero constitucionalismo, de los archi-insistentes pero inexistentes derechos fundamentales: justi-legios de los más sistemáticamente conculcados por privi-legios de los menos.

Ahora bien, para la justificación de aquella insaciable e insolidaria codicia que lo caracteriza, el principio "ético" héticamente desplegado por el haz jonsista del neoconsocialismo español es triple:

1) se puede ser socialista y rico;

2) por ser socialista y rico no hay que sonrojarse; y

3) ser socialista no significa tener que vivir en la indigencia [donde el «no tener que vivir en la indigencia» en modo alguno excluye el paradoxal "laicismo" del vivir como Dios].
Seguir leyendo...